Polimnia

Comodidades

Preciosa habitación con balcón a la calle Cervantes y un mobiliario de excepción entre el que se encuentra una mesa que perteneció al insigne poeta García Pavón.

«…Tras arder siempre, nunca consumirme,
y tras siempre llorar, nunca acabarme;
tras tanto caminar, nunca cansarme;
y tras siempre vivir, jamás morirme;..»

Ven a escuchar los murmullos del silencio...

Haremos tu instancia inolvidable...

Servicios de La Morada