Lisi

Comodidades

 

La habitación más señorial de todas, con balcón a la calle Cervantes y magníficas vistas a la Plaza Mayor y presidida por un impresionante Palanquín que hace las veces de cabecero de cama.

«…Alma a quien todo un dios prisión ha sido,
venas que humor a tanto fuego han dado,
médulas que han gloriosamente ardido,
Su cuerpo dejará, no su cuidado;
Serán ceniza, mas tendrán sentido;
polvo serán, mas polvo enamorado…»

Ven a escuchar los murmullos del silencio...

Haremos tu instancia inolvidable...

Servicios de La Morada